1 de febrero de 2010

La educación, un propósito nacional

Uno de los hechos más representativos al empezar un nuevo año es el inicio de las actividades escolares de cerca de catorce millones de niños y jóvenes colombianos que llegan de nuevo a las aulas de colegios y universidades, quienes representan la alegría y esperanza viva de una Nación. Bastaría imaginar que no existen esos masivos desplazamientos de estudiantes a pie, en buses y otros vehículos, para sentir la desolación y la escasa ilusión de tener un futuro mejor para Colombia.

Reconforta encontrar que la educación ha tenido una importancia creciente en nuestro país, lo que se refleja en mayor cobertura escolar en todos los niveles y en mayores espacios que destinan periódicos y revistas, aunque no así la radio y la televisión. Pero lejos está de alcanzar el nivel deseado, como consecuencia lógica de la baja importancia que nuestra sociedad le ha dado a la educación, lo cual va más allá de la responsabilidad de los distintos gobiernos nacional, departamental y municipal.

Según el documento “Visión Colombia II Centenario: 2019”, los objetivos fundamentales para nuestro desarrollo son: Una economía que garantice un mejor nivel de bienestar; una sociedad más igualitaria y solidaria; una sociedad de ciudadanos libres y responsables; y un Estado eficiente al servicio del ciudadano.

Y, aún si quisiera agregarse algún objetivo adicional, se encontrará siempre que, como se ha expresado en anteriores columnas, si bien la educación no genera por sí misma el desarrollo, representa el eje fundamental para la construcción de ese nuevo país, pues en todas sus dimensiones y niveles alimenta a los demás elementos esenciales que demanda esa meta. O dicho de otra forma, más realista y dramática, sin educación de calidad para toda la población, no será posible lograr esos objetivos fundamentales, situación que se hace más notoria y vital en la actual sociedad del conocimiento.

Es pues, al calor del movimiento escolar inicial del año, que se invita a tener un mayor grado de consciencia individual y colectiva sobre la importancia de la educación para Colombia. Así, por ejemplo, en la campaña electoral que ahora empieza para la Presidencia de la República y el Congreso, los ciudadanos deberíamos exigir a los candidatos que presenten sus ideas y propuestas sobre el tema, así como a los medios de comunicación, para que adelanten debates serios que permitan construir un consenso nacional sobre la educación, más allá de los partidos políticos.

No basta solo expresar ideas generales, vagas y demagógicas, como ha sido común hasta hoy, sino que es necesario presentar propuestas bien elaboradas, completas, estructuradas y coherentes que deriven en compromisos firmes ante el país y a las que se les pueda hacer el seguimiento social.

Pero hay que estar atentos de la importancia de incluir la educación en los análisis y debates sobre los verdaderos problemas que tiene el país, así como en las propuestas para atender a su solución, sin permitir que éstos se concentren principalmente en los “asuntos políticos” que derivan, la mayoría de las ocasiones, en bulliciosas polémicas de escaso calado.

La educación debería constituir el eje central del plan de desarrollo del próximo gobierno, sea cual fuere el elegido, y ser un propósito prioritario permanente de la sociedad. Así, sería viable en el largo plazo brindar educación de calidad para todos y destinar los recursos y subsidios necesarios para atender a la población y regiones más pobres que nos permitan romper las pesadas cadenas de pobreza y de problemas que arrastramos del pasado. Y empezar a cimentar las bases para la construcción de esa sociedad más desarrollada, más justa, equitativa y en armonía con el medio ambiente.

El Colombiano, 25 de enero de 2010

1 comentario:

  1. aún si quisiera agregarse algún objetivo adicional, se encontrará siempre que, como se ha expresado en anteriores columnas, si bien la educación no genera por sí misma el desarrolloBeats by dre
    Monster beats
    monster dr dre Verkauf
    dr dre beats

    ResponderEliminar

Bienvenido al Blog de la Escuela de Ingeniería de Antioquia. Sus comentarios son muy importantes para nosotros.

Si desea comentar debe utilizar sus nombres y apellidos completos. Los comentarios de anónimos serán borrados inmediatamente.
Para agregar su nombre completo, simplemente de clic donde dice "Comentar Como" y escoger la opción Nombre/URL, luego debe escribir su nombre completo en la casilla asignada para Nombre.

Muchas gracias por su comprensión.