26 de octubre de 2009

A propósito del año internacional de la astronomía.

Este año se conmemoran 400 años desde que Galileo Galilei mirase a través de un telescopio las malformaciones de la Luna. El telescopio se había inventado muy poco antes, pero fue él quien lo utilizó por primera vez para fines astronómicos, observando una gran cantidad de fenómenos que cambiarían por siempre la historia de la humanidad: nos dimos cuenta de que la Tierra no era el centro del universo, que no éramos para nada especiales.

Desde aquel momento se han dado una gran cantidad de acontecimientos en la astronomía y en la cosmología en el que el papel desarrollado por el telescopio ha sido fundamental. En 1929, Edwin Hubble descubrió que las galaxias se alejan unas de otras, y que entre más alejadas estén más rápido se alejan. Este simple hecho fue la primera evidencia de la expansión del Universo.

Casi 40 años después, Arno Penzias y Robert Wilson descubren por accidente por medio de un radiotelescopio una extraña señal de radio que siempre estaba presente en sus experimentos. Resulta que la extraña señal, conocida como radiación cósmica de fondo de microondas, resultó ser la prueba experimental de la teoría de La Gran Explosión o Big Bang. Esta radiación se interpreta como el eco de aquella gran explosión. Un poco más reciente, el telescopio espacial Hubble nos ha permitido ver imágenes de las galaxias más remotas, ha confirmado la existencia de planetas alrededor de estrellas lejanas y de la existencia de un agujero negro en el centro de nuestra galaxia y en muchas otras, entre otros descubrimientos.

Desde principios de siglo, el satélite Wmap de la Nasa, ha estado realizando una serie de medidas, cuyos resultados han sido fundamentales a la hora de comprender el universo en el que vivimos. Resulta que si sumamos toda la masa de las estrellas y de todos los cuerpos visibles conocidos hasta hoy, el resultado solo representa el 4% de toda la energía que posee el universo. Y lo sorprendente no sólo es ese insignificante 4% de materia visible, es el restante 96% de energía faltante que no se sabe de dónde sale, donde está, o simplemente qué es. A través de los resultados de Wmap se pudo establecer que ese 96% de energía se compone de un 22% de una sustancia conocida como materia oscura (sustancia completamente diferente a los átomos con los cuales estamos compuestos nosotros y todo lo que conocemos a nuestro alrededor) y por un 74% de algo denominado energía oscura. En 1998, un par de grupos de astrónomos descubrieron que es esta energía oscura la que hace que nuestro universo no sólo se expanda sino que se expanda aceleradamente. Como sí faltara poco, gracias a Wmap hoy sabemos con una precisión de 99% que la edad del universo es de 13700 millones de años y que éste posee una geometría plana.

En astronomía y cosmología se estudian objetos y distancias enormes como son las galaxias, pero éstas a la vez están constituidas por partículas cuyas dimensiones, por decir lo menos, son del tamaño del átomo. Debido a esto, en este momento la comunidad de astrónomos está impaciente debido a la entrada en operación del gran acelerador de partículas LHC en noviembre próximo, diseñado para recrear el universo cuando apenas tenía una billonésima de segundo de edad. Con el LHC se pretende, entre otros objetivos, encontrar respuestas al problema de la materia oscura y determinar la posible existencia de dimensiones adicionales a las tres que conocemos: arriba-abajo, izquierda-derecha y atrás-adelante. Por otro lado, en la próxima década comenzará a funcionar el nuevo telescopio espacial James Webb, los telescopios terrestres GMT, TMT y E-ELT con lentes de 25, 30 y 42 metros de diámetro respectivamente, que buscarán captar los objetos más antiguos y distantes de nosotros, con el fin entender mejor el origen y evolución del universo.

Gracias a todo el esfuerzo científico y tecnológico realizado a través de la historia, hoy tenemos un conocimiento invaluable acerca de la evolución del universo. Y en este momento, estamos pues ante una serie de posibles descubrimientos en los años que vienen que podrían cambiar aun más nuestra forma de ver el universo y de cuál es nuestro lugar en él.

6 comentarios:

  1. Excelente aporte Oscar, espero sigan publicando artículos de este tipo, que son los que realmente valen la pena.

    ResponderEliminar
  2. Un resumen perfecto de los últimos 400 años de la astronomía y de la física, y pensar que todas esas ideas benefician tanto a la humanidad. Los detectores de radiación infrarroja y ultravioleta, que emiten las estrellas y galaxias, se fabrican con puntos cuánticos de materiales semiconductores, otro tema de la física pero a escala nanoscopica.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Oscar por compartirnos estos avances en la comprensión del universo que nos rodea, estos conocimientos dignifican nuestra condición humana y nos motivan ser mas reflexivos sobre el privilegio y compromiso que tenemos de vivir y entender donde vivimos, … es apasionante.

    ResponderEliminar
  4. En un futuro, no muy lejano, sabremos que:
    Los agujeros negros no son eternos.
    Todos los agujeros negros explotan.
    Las explosiones cósmicas hacen parte del proceso cíclico del reciclaje energético: la gravedad concentra masa y las explosiones la dispersan e impulsan los movimientos inerciales y orbitales.
    Las explosiones de rayos gama son también consecuencia de las explosiones de agujeros negros.
    No existen realidades ni universos paralelos.
    La realidad existe independientemente del sujeto-observador.
    Las partículas elementales vibran dentro y fuera de los átomos o giran alrededor del núcleo atómico como los electrones, y cuando salen del átomo se desplazan con un movimiento compuesto, que combina de un lado su vibración o giro con su desplazamiento lineal, lo que da como resultado un movimiento ondulatorio, (es como estirar una espiral).
    El universo crece a la velocidad de la luz.
    La energía materia se reproduce.
    La energía se crea y se recicla.
    El tiempo es eterno.
    El tiempo y el espacio son distintos.
    No existen sino tres dimensiones espaciales.
    El espacio es infinito, tridimensional e indeformable.
    La energía oscura es la materia prima de la materia visible.
    No existe la energía oscura.
    El universo se expande aceleradamente porque gira sobre si mismo.
    La expansión acelerada del Universo deja sin piso las creencias en el Big-bang.
    El fondo cósmico de microondas no es el eco del big-bang sino la energía degradada.
    El Universo es mucho más grande de lo que siempre se ha creído.
    El universo visible por nosotros es solo una parte del universo que emite radiaciones electromagnéticas.
    Solo podemos detectar la radiación electromagnética que viene hacia nosotros, ya sea en forma directa o reflejada, y la cual es emitida por la materia conocida y nunca podremos tener información de la emisiones restantes, de las que viajan en sentido contrario, alejándose de nosotros a la velocidad de la luz y que también son universo, pero es esa gran parte del universo, de la que nunca podremos saber nada. Las emisiones electromagnéticas de la materia conocida se irradian tridimensionalmente por el espacio tridimensional e infinito.
    No habrá ni muertes térmicas ni desgarres.
    La velocidad de la luz no es constante ni en el vacio.
    Ver artículo completo:
    http://www.articuloz.com/ciencia-articulos/teoria-optimista-sobre-el-universo-1044310.html
    martinjaramilloperez@gmail.com

    ResponderEliminar
  5. No existe la energía oscura.
    El universo se expande aceleradamente porque gira sobre si mismo.
    La expansión acelerada del Universo deja sin piso las creencias en el Big-bang.
    El fondo cósmico de microondas no es el eco del big-bang sino la energía degradada.
    El big –bang no fue el origen del universo, solo fue una de las múltiples colisiones y explosiones de dos colosales agujeros negros, que hacen parte de los procesos normales y parciales del reciclaje cósmico.
    El Universo es mucho más grande de lo que siempre se ha creído.
    Ver artículo completo:
    “Nueva Teoría Sobre El Universo”.
    http://www.natureduca.com/blog/?p=390

    ResponderEliminar
  6. -Para poder resolver adecuadamente el enigma de la materia oscura, tenemos que aceptar que el interior de las estrellas es un agujero negro, donde reside la materia faltante e invisible que hace falta para explicar las altas velocidades orbitales.
    - Si las estrellas son las fábricas de los elementos tienen que almacenarlos hasta su posterior liberación al explotar como supernovas.
    - Las estrellas no pueden ser sólo plasma o esferas de hidrógeno.
    -Los agujeros negros no son eternos.
    - Las estrellas tampoco son eternas.
    -Todos los cuerpos celestes se reciclan.
    -Todos los agujeros negros explotan.
    -Las explosiones cósmicas hacen parte del proceso cíclico normal del reciclaje energético: la gravedad concentra masa y las explosiones y colisiones la dispersan e impulsan los movimientos inerciales y orbitales.
    -Las explosiones de rayos gama son también consecuencia de las explosiones de agujeros negros, ya sean solos, como centros galácticos, como núcleos estelares o como grandes atractores de grupos de galaxias.
    - Los agujeros negros son de forma esférica y su horizonte de sucesos también es esférico.
    Los núcleos de las estrellas son agujeros negros.
    La capa externa, incandescente y visible de las estrellas está por fuera del horizonte de sucesos.
    Las manchas solares muestran ocasionalmente el agujero negro en el interior del sol, a través de los espacios donde no hay actividad nuclear.
    La información que tenemos sobre las estrellas es solamente sobre sus partes externas, o sea de las que están por fuera del horizonte de sucesos y de su interior no sale ninguna información y es allí donde reside la mayor parte de la materia oscura. Por eso se ha creído erróneamente que las estrellas son gaseosas.

    Estas son afirmaciones del libro “Teoría sobre el Universo” si deseas tenerlo te lo obsequio, solicitándolo a: martinjaramilloperez@gmail.com

    ResponderEliminar

Bienvenido al Blog de la Escuela de Ingeniería de Antioquia. Sus comentarios son muy importantes para nosotros.

Si desea comentar debe utilizar sus nombres y apellidos completos. Los comentarios de anónimos serán borrados inmediatamente.
Para agregar su nombre completo, simplemente de clic donde dice "Comentar Como" y escoger la opción Nombre/URL, luego debe escribir su nombre completo en la casilla asignada para Nombre.

Muchas gracias por su comprensión.