19 de octubre de 2009

¡OTRA VEZ ELIMINADOS!

Por tercera vez, y en forma consecutiva, nuestra selección nacional de fútbol ha quedado eliminada del evento deportivo que, junto a los juegos olímpicos, mueve las mayores multitudes en el mundo y despierta las más fuertes pasiones. Aunque el torneo se realizará a mediados del año entrante, los procesos de clasificación que ahora culminan, calientan el ambiente con anticipación por la expectativa de conocer los 32 seleccionados que participarán; mientras en los países eliminados, como es nuestro caso, se desatan los lamentos, las críticas y las “crisis”.

No serán pocas las páginas que se escribirán en nuestro país sobre el tema ni escasas las horas de programas radiales y de televisión que se dedicarán a comentarios en todos los tonos, estilos y visiones, fiel reflejo de la misma diversidad e intereses. Si bien hay quienes aborrecen el fútbol o son indiferentes, no puede desconocerse el papel e impacto social que tiene éste en nuestro medio, razón que, además del gusto personal por este deporte, motiva esta columna.

Lo primero que puede decirse es que la eliminación no ha sido una sorpresa para la gran mayoría, porque no fue debido a un mal resultado de uno o dos partidos de la selección, sino, más bien, la consecuencia lógica de la estructura misma del fútbol colombiano. La clasificación definitiva de la zona suramericana muestra que hubo un grupo superior formado por Brasil, Chile y Paraguay; un grupo mediocre del que hacen parte Uruguay, Colombia, Ecuador y Venezuela; y un grupo muy deficiente de Perú y Bolivia; Argentina quedó en un limbo, más cerca de los mediocres que de los buenos, pero con la posibilidad de recomponerse y ser el equipo que debe ser.

Así suene a frase de cajón, las crisis son oportunidades y el reto es superarlas, tal como se cultiva desde la academia y se asume en empresas y diversas organizaciones sometidas a duras crisis en medio de la incertidumbre que caracteriza el mundo actual. Y, por el bien general, es en esta dirección que ojalá los dirigentes del deporte, y del fútbol en particular, sepan actuar para conducir las aguas por el cauce apropiado.

Sin quitar el espacio ni el derecho individual a expresar las ideas y a dar las explicaciones sobre la eliminación de Colombia, se requiere que los dirigentes de la Federación y los directivos del fútbol profesional colombiano, asuman con seriedad la tarea de evaluar la estructura general del fútbol en forma integral y como un sistema. Lo conveniente es no caer en discusiones simplistas, desviadas de lo fundamental y alimentadas más por las pasiones y protagonismos que por las razones, como tantas veces suele suceder; pues, así, se termina por ignorar la esencia del problema y se emprenden algunos cambios aislados con escaso impacto, para continuar por el viejo camino tantas veces recorrido.

Este proceso requiere convicción de los directivos en un ejercicio responsable de autoevaluación metódica y estructurada, con apoyo de expertos en este proceso, ojalá con la participación de académicos que nutran esa organización, para que ahonden en la revisión de todos los elementos que hacen parte de ese sistema y que incluya el propio torneo colombiano; porque ha sido evidente que hay buenos jugadores y que algunos técnicos y dirigentes pueden conducir a éxitos parciales, pero sin estructura ni unidad.
Como alguna vez se expresó en esta columna, el fútbol no le pertenece a los directivos ni a los dueños de los equipos profesionales, es un patrimonio social. Y ellos deben atender a la responsabilidad social que les corresponde, por encima de sus intereses particulares. ¡Y ya es hora de que lo hagan bien!
Artículo publicado en El Colombiano, 19 de octubre de 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido al Blog de la Escuela de Ingeniería de Antioquia. Sus comentarios son muy importantes para nosotros.

Si desea comentar debe utilizar sus nombres y apellidos completos. Los comentarios de anónimos serán borrados inmediatamente.
Para agregar su nombre completo, simplemente de clic donde dice "Comentar Como" y escoger la opción Nombre/URL, luego debe escribir su nombre completo en la casilla asignada para Nombre.

Muchas gracias por su comprensión.