3 de julio de 2009

EL PROFESOR UNIVERSITARIO Y SUS RETOS EN LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

La transformación del sistema educativo promovido por la UNESCO desde 1996, como un factor esencial y clave para el desarrollo social, demanda de una universidad nueva, con procesos académicos renovados, donde es imprescindible que la enseñanza se transforme en aprendizaje y el aprendizaje en enseñanzas para la vida y donde el maestro, orientador de proyectos de vida, desarrolle con pasión y responsabilidad su función formadora y transformadora de hombres y mujeres, comprometidos y capacitados para aportar soluciones creativas a los problemas de su profesión. En este sentido, la universidad se construye y se reconstruye con la actividad de sus maestros en un ambiente de libertades académicas bien entendidas, en la medida en que sus potencialidades e intereses personales y profesionales están alineados con los objetivos institucionales, en una unidad donde el maestro integra “el saber y el ser” en su labor educativa y en su práctica investigativa para ponerlas al “servicio” de la sociedad.

Sin excepción, se precisa de un maestro consciente de la necesidad de superar la obsolescencia de su saber disciplinar y, por consiguiente, dispuesto para ponerse a tono con los avances científicos y tecnológicos de su profesión, abierto a los nuevos conocimientos, tecnologías y metodologías; un maestro que reflexiona sobre la propia forma de razonar en la disciplina y, en este sentido, analiza su naturaleza, domina su lógica y pone su saber y experiencia al servicio de la producción y de la creación de conocimiento, aportando en forma significativa al desarrollo de su profesión y a la formación de sus estudiantes.

El maestro de hoy, consciente de la necesidad de renovar su actividad educativa, deberá romper con el paradigma tradicional: “si quieres saber, aprende lo que yo sé” y aceptar el exigente y complejo desafío que sitúa el aprendizaje en el centro de su labor: “si queremos aprender, debemos reflexionar, analizar y construir juntos el conocimiento”. Es en este ámbito donde se precisa de un maestro provocador, retador del talento de sus estudiantes; un maestro innovador, que haga de su práctica formativa un proceso de reflexión y aprendizaje permanente; un maestro orientador, que conduce a sus estudiantes hacia una mayor comprensión de las ciencias y de los saberes en procura del desarrollo del pensamiento objetivo, analítico y crítico de sus estudiantes, todo en un ambiente de reconocimiento y de valoración de los objetivos de aprendizaje alcanzados. Se hace imprescindible que el maestro posea una buena comprensión de cómo aprende el ser humano, lo que le permite dar sentido al conocimiento para producir una influencia duradera en el pensamiento, la actuación y los sentimientos de sus alumnos.

En la perspectiva de la educación en la era digital, el reto del maestro es aún mayor, en la medida que el internet pone a disposición de los estudiantes una información mucho más amplia y profunda de la que dispone el profesor. Razón por la cual la tarea del maestro efectivo se transforma en el arte de enseñar a buscar, a seleccionar con sentido crítico, a juzgar con responsabilidad, a adoptar posturas argumentadas y a respetar los derechos de autor. En este escenario educativo deberá prevalecer el diálogo constante, la confrontación de opiniones, la toma de conciencia sobre lo aprendido y cómo fue aprendido; pero, sobre todo, la formación de actitudes y valores.

Las tecnologías de la información y la comunicación introducidas en el contexto educativo demandan nuevas prácticas de enseñanza, donde la relación profesor-alumno adquiere una nueva dimensión que privilegia el desarrollo de una mayor autonomía intelectual del estudiante, orientada por la acción tutelar del maestro. En este contexto, el profesor guía con rigor el aprendizaje de la disciplina o el saber que enseña y lo articula de manera armónica con los intereses y expectativas de sus alumnos para lograr un alto de grado de significancia didáctica. Es así como la enseñanza del maestro del futuro deberá ser flexible, pero estructurada, donde la dinámica de la comunicación y la interacción permitan el desarrollo integral de las competencias personales y profesionales de los estudiantes, una enseñanza, según Nietzsche, dirigida a propiciar la infidelidad de los alumnos, ya que posibilita el pensar por sí mismos. Se precisa, entonces, de un maestro conocedor de su contexto y de los retos de la sociedad del conocimiento, con una gran comprensión del sentido y significado de las tecnologías para utilizarlas como facilitadoras del aprendizaje, un maestro capacitado para diseñar y gestionar ambientes virtuales y presenciales de aprendizaje mediados por la tecnología, donde demuestre de manera efectiva su rol de organizador y planificador de actividades de aprendizaje, tanto individuales como colaborativas y con un alto sentido de la importancia de generar un ambiente de encuentro, de diálogo y de participación con una buena dosis de calidez.

A modo de conclusión, les comparto la reflexión de Juan Ignacio Pozo en su libro Aprendices y Maestros: “Un buen aprendizaje requiere un buen maestro que, como el propio aprendizaje, debe asumir diferentes funciones para lograr distintas tareas, rompiendo la monotonía didáctica, que no sólo corroe las ganas de aprender de quienes se ven sometidos a ella, sino también las ganas de enseñar de quienes viven su labor de modo rutinario. Enseñar en la nueva cultura del aprendizaje requiere desarrollar diversos personajes no como máscaras sucesivas, sino integrados en un planteamiento estratégico de la enseñanza”.

3 comentarios:

  1. LO QUE FALTABA !!!

    Muy pronto nos encontraremos en las noticias científicas que la energía se crea.

    Que la relatividad de las energías potenciales invalida el principio de conservación de la energía.

    Todo lo que es relativo es variable.

    Las energías potenciales son variables y relativas.

    Nada que sea relativo puede ser constante.

    Ver artículo completo con experimento en:

    “Nueva Teoría Sobre El Universo”.
    http://www.natureduca.com/blog/?p=390

    ResponderEliminar
  2. PRUEBA INOBJETABLE DE QUE LA GRAVEDAD CREA ENERGÍA.
    Cuando Joule y sus colegas formularon el PRINCIPIO DE DE LA CONSERVACIÓN DE LA ENERGÍA por el año de 1.842, todavía ESTABA MUY DISTANTE el programa espacial, que con sus recientes exploraciones del sistema solar, viene dando cuenta de nuevos descubrimientos que evidencian la creación natural de energía por la acción de la gravedad. El descubrimiento más contundente, es el que se refiere a la causa de la intensa actividad volcánica de “Ío” el satélite de Júpiter; actividad térmica de la que se ha comprobado que se debe a la acción de las intensas mareas que se presentan en su suelo rocoso, debido a su cercana orbita al gigante planetario, cuya gravedad produce los movimientos tectónicos de placas y la intensa actividad de generación de energía térmica en su interior, evidenciando que es la gravedad la que crea esa energía térmica y por lo tanto contradiciendo la afirmación de que la energía no se crea.
    Cuando nuevos descubrimientos científicos cuestionan la validez de una ley o un viejo principio, la obligación de las autoridades científicas es reestudiar las leyes establecidas, y revisarlas a la luz de los nuevos descubrimientos y de los nuevos fenómenos observados, ya sea para reafirmar su validez o para modificarlas.
    Por eso estamos recopilando EN: martinjaramilloperez@gmail.com correos electrónicos de interesados y de investigadores que estén de acuerdo con SOLICITAR RESPETUOSAMENTE A LAS AUTORIDADES CIENTÍFICAS reestudiar el PRINCIPIO DE CONSERVACIÓN DE LA ENERGÍA A LA LUZ DE LOS NUEVOS DESCUBRIMIENTOS.

    ResponderEliminar
  3. La transformación del sistema educativo promovido por la UNESCO desde 1996, como un factor esencial y clave para el desarrollo social, demanda de una universidad nueva, con procesoscartier calibre
    Cartier La Dona
    Cartier Must
    Cartier Chronograph

    ResponderEliminar

Bienvenido al Blog de la Escuela de Ingeniería de Antioquia. Sus comentarios son muy importantes para nosotros.

Si desea comentar debe utilizar sus nombres y apellidos completos. Los comentarios de anónimos serán borrados inmediatamente.
Para agregar su nombre completo, simplemente de clic donde dice "Comentar Como" y escoger la opción Nombre/URL, luego debe escribir su nombre completo en la casilla asignada para Nombre.

Muchas gracias por su comprensión.