24 de junio de 2009

CÓMO ESTAMOS FRENTE A LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL


Colombia ha pasado por tres crisis recientes, todas sin excepción con génesis en el sistema financiero mundial: crisis de deuda en América Latina 1982, crisis asiática 1999, crisis hipotecaria 2008. Todos los análisis indican que en esta última estamos mejor preparados, con reservas internacionales altas, 23.000 millones de dólares, respecto al ideal de 17.000 millones (seis meses de importaciones) un sistema financiero muy sólido, activos y utilidades creciendo, cartera vencida comparada con la bruta del 3,9 % en 2008, en el 2002 era 9,5 %, el cubrimiento creció, pasando de apenas 33,2 % de la cartera en 1995-1998 a 120,2 % en 2008. Esto refleja que los bancos colombianos están en una muy buena posición para enfrentar la crisis actual, pero no se nos puede olvidar que la economía depende de muchos sectores que, aunque no son las venas y las arterias de la misma, como lo es el sector financiero, aportan al crecimiento y al empleo.

A algunas personas se les olvidó que las economías tienen ciclos y que los sectores tienen sensibilidades distintas, ojalá todos los sectores estuvieran tan sólidos como el sector financiero, pero ni las crisis avisan, ni los contagios son los mismos. ¿Algunos pensaron alguna vez que los crecimientos son lineales y crecientes infinitamente? Aunque nos ha ido bien en conjunto en los últimos seis años, la crisis va a contagiar a unos sectores más que a otros. A continuación se hace una descripción del comportamiento de las variables económicas y de los sectores económicos en el período 2002-2008 para contextualizar y ayudar a la comprensión de lo que podemos esperar para el 2009 en el marco de la crisis.

La tabla 1 y la ilustración 1 muestran la composición porcentual del PIB colombiano por demanda desde 2002 hasta el tercer trimestre de 2008. El PIB por demanda corresponde a la suma de los pesos consumidos por los hogares, gastados por el gobierno, invertidos en la formación bruta de capital (Inversión productiva) y registrados en la balanza comercial. La participación de cada una de las variables en el PIB permite identificar los agentes económicos (familias y empresas) que están gastando y en el tipo de bienes y servicios que lo están haciendo.

Tabla 1. Participación porcentual del PIB por demanda Colombia 2002-2008

* Valores provisionales
Series desestacionalizadas
Fuente: (Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas - DANE, 2009)


Ilustración 1. PIB de Colombia por Demanda Agregada 2002 – 2008

* Valores provisionales
Series desestacionalizadas
Fuente: (Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas - DANE, 2009). Gráfico: construcción propia.

Los valores indican que entre 2002 y 2008 la participación del consumo (hogares + gobierno) en el PIB ha disminuido en 3,43 puntos porcentuales, al pasar de 87,14 % en 2002 a 83,71 % en 2008. Y a pesar del esfuerzo del banco central de bajar las tasas de interés se espera que para el 2009 se ubique en un 80 % según proyecciones del gobierno. Las expectativas de las personas sobre el futuro cercano no son nada optimistas, esto condiciona el patrón de consumo y por ende el del crédito. Por otra parte, hay una variable muy positiva: la formación bruta de capital fijo se incrementó en 11,14 puntos porcentuales, al pasar del 16,50 % en 2002 al 27,34 % en 2008. Pero en el 2009 se espera una reducción del 15 %. Este significativo esfuerzo no puede abandonarse. Es prioritario, es la variable más positiva en los últimos diez años y hay que preservarlo desde todos los frentes. Sin inversión extranjera directa no hay inversión en nuestro país que valga la pena, eso es una realidad.

Es cierto que el gasto público ha participado en la demanda agregada más o menos parecido entre el 2002 y el 2008, se espera que en el 2009 aumente, sobre todo en obras de infraestructura. El gobierno es consciente de que ahí está su aporte en esta crisis. Además creo que todos estamos esperanzados en el gobierno, pero no le podemos pedir que sea más paternalista, es muy peligroso; estos gastos se vuelven muy inflexibles desde el punto de vista político, por ejemplo Familias en Acción, ya con los gastos inflexibles económicos tenemos. Basta ver el presupuesto para el año entrante donde hay un faltante de 10 billones aproximadamente que implícitamente exige que se reduzcan algunos rubros.

La revaluación no es el escenario más favorable para las exportaciones, la balanza comercial muestra que la participación de este rubro en el PIB se ha incrementado entre 2002 y 2008 en 2,40 puntos porcentuales, lo que se explica principalmente por el precio de las commodities en el mercado internacional. A pesar del aumento de las exportaciones, el incremento de las importaciones en 9,82 puntos porcentuales generó déficit comercial, esto se explica por el crecimiento del PIB de los últimos cuatro años 2004-2008 y el tipo de cambio. En el primer trimestre del 2009 las exportaciones cayeron más del 10 %. Esto preocupa mucho en un ambiente de revaluación y de crecimientos negativos de nuestros principales socios comerciales. Además el sector exportador colombiano es muy intensivo en mano de obra y generaría más desempleo.

La Ilustración 2 muestra que, en promedio, entre 2002 y 2008 el 63,66 % del PIB se explica por el aporte de cuatro sectores. El sector que mayor aporte hizo al PIB durante el periodo analizado es el de servicios sociales, comunales y personales[1], con una participación del 18,34 % y un crecimiento del 21,54 % al pasar de $40,31 billones en 2002 a $48,99 billones en 2008. Es clara la incidencia de la participación del gobierno en este rubro. En segundo lugar se encuentra el sector de establecimientos financieros, seguros, inmuebles y servicios a las empresas, con una participación del 17,73 % y un crecimiento del 40,06 %, al pasar de $36,27 billones en 2002 a $50,84 billones en 2008. Aporta mucho al PIB pero muy poco al empleo. Se ubica en tercer lugar el sector de la industria manufacturera, con un aporte del 14,51 % al PIB y un crecimiento de 36.61 %, al pasar de $29,16 billones en 2002 a $39,84 billones en 2008. Es el sector que más incertidumbre tiene con la crisis actual y en él se explica un buen porcentaje del desempleo actual. En cuarto lugar se encuentra el sector comercio, reparación, restaurantes y hoteles con una participación de 13,07 % del PIB y un crecimiento del 44,03 %, al pasar de $25,93 billones en 2002 a $37,35 billones en 2008. Aquí se ubica el 80 % de las empresas del país, casi en su totalidad de micros y pequeñas empresas. Este sector explica el 70 % del empleo nacional, y es el más sensible a la crisis por obvias razones.
[1] El sector de servicios sociales, comunales y personales, incluye cuatro categorías principales: administración pública y defensa, enseñanza, servicios de asistencia social y de salud, servicios domésticos y, por último, servicios de asociaciones (de empresas, de profesionales) y esparcimiento (culturales, deportivos). De todas estas categorías la más importante es la categoría de administración pública y defensa que, por sí sola, ha explicado más del 9 % del PIB en los últimos 7 años.


Ilustración 2. PIB por Sectores Colombia 2002 – 2008


*Valores provisionales
Series desestacionalizadas
Fuente: (Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas - DANE, 2009). Gráfico: construcción propia.


Afirmar que la crisis nos toca marginalmente sería ridículo, pero no sólo se puede analizar la crisis por el sector financiero y sacar conclusiones a partir de éste. El sector de servicios sociales, comunales y personales es la contraparte en el PIB por oferta de la cuenta consumo y la inversión del gobierno del PIB por demanda, teniendo en cuenta que el resultado del PIB desde estas dos perspectivas debe ser igual. El subsector de la defensa es uno de los de mayor participación en el PIB, lo cual es el reflejo de siete años de política de seguridad democrática, en las que el gobierno ha realizado inversiones en equipos y contratación de personal, no podemos pensar que va a seguir aumentando ya que tenemos un faltante cuantioso para la financiación del déficit que en parte esto nos ha generado. Adicionalmente, el mandato constitucional de 1991 asigna transferencias y subsidios del estado a la salud y a la educación. Por lo tanto, el crecimiento de este sector está asegurado en tiempos de crisis, ya que por ley el gobierno está obligado a hacer la asignación de recursos, aun incrementando el déficit fiscal, pero ya estamos raspando la olla.

En el sector industrial hay un gran deterioro en la demanda interna y aún peor es la demanda externa acompañada de una revaluación del peso frente al dólar. No es un panorama donde podamos esperar buenos resultados en materia de crecimiento y empleo.

En el sector comercio preocupa el nivel de vulnerabilidad del mismo; la gran mayoría de las empresas del sector carecen de músculo financiero; no es fácil para el gobierno hacer planes de choque aquí por el espectro tan amplio; sólo se espera que los agentes respondan positivamente ante la disminución en las tasas de interés. Sin lugar a dudas es la que nos puede salvar de que la crisis no nos afecte tanto (como hasta ahora ha pasado) si hacemos un comparativo con economías parecidas a la nuestra, pero como reza el adagio popular “mal de muchos consuelo de tontos”. Ojalá consumamos más, gastemos más, pero las expectativas de las personas van en contravía.

1 comentario:

Bienvenido al Blog de la Escuela de Ingeniería de Antioquia. Sus comentarios son muy importantes para nosotros.

Si desea comentar debe utilizar sus nombres y apellidos completos. Los comentarios de anónimos serán borrados inmediatamente.
Para agregar su nombre completo, simplemente de clic donde dice "Comentar Como" y escoger la opción Nombre/URL, luego debe escribir su nombre completo en la casilla asignada para Nombre.

Muchas gracias por su comprensión.